RIIN

Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales


Deja un comentario

Prácticas esclavistas en Libia

IOM Learns of  Slave Market IMMIGRANTES ESCLAVOS EN LIBIA

Exhibimos ante ustedes un documento gráfico, espeluznante, del tráfico y utilización de seres humanos para trabajos forzados.

Esto ocurre en Libia, a pocos kilómetros del Mediterráneo, la frontera sur de la Unión Europea. Y todos los gobiernos de la UE miran en otra dirección, hacia su propio ombligo, “responsablemente” inquietos por los efectos que pueda tener el ingreso de indocumentados en las púdicas fronteras de la Unión.

Anuncios


Deja un comentario

La lengua del imperio (y II)

espprt

La profesora Maria das Vitórias Negreiros do Amaral se ha dirigido a la Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales para agradecer la publicación de la anterior entrada. Y lo hace en un breve escrito cargado también de sentido común y de lucidez.

Reproducimos ese breve texto que hacemos preceder de una síntesis biográfica de su autora, profesora en la Universidad de Pernambuco (Brasil), que pronto se incorporará como miembro a RIIN.

____________

Pós-Doutora em Arte/educação e Feminismo pelo Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid (2012). Doutora em artes pela Universidade de São Paulo (2005). Mestre em Antropologia pela Universidade Federal de Pernambuco (2000). Graduada em Educação Artística pela Universidade Federal de Pernambuco (1987). Atualmente é pesquisadora – Universidad Complutense de Madrid e professora adjunto e coordenadora do curso de Artes Visuais, da Universidade Federal de Pernambuco. Tem experiência na área de Artes, com ênfase em arte/educação, atuando principalmente nos seguintes temas: arte/educação, gênero, cultura, educação e antropologia do imaginário. Foi Presidente eleita da Federação de Arte/educadores do Brasil (FAEB) (2013-2015), da International Society of Education through Arts (InSEA) e da National Art Education Association (NAEA).

___

Agradeço enormemente o seu interesse por minha preocupação e por sua publicação, pois é uma questão séria de poder que nós devemos ter cuidado. Nessas relações de poder, podemos observar no macro e no micro como, até mesmo, os países da Penísula Ibérica em relação aos demais países da Europa. Portugal e Espanha, dois países de grandes navegadores e colonizadores, muitas vezes não se sentem parte da Europa. Temos que pensar em congressos em que se abra não só para as questões de gênero como tantas outras, muito importantes, mas ouvir os povos em suas línguas. Devemos refletir que é pela língua que se domina um povo. Foi assim nas Américas e nas Áfricas. Devemos escutar as línguas dos outros, respeitá-las e olhar para esses povos em situação de igualdade.


Deja un comentario

La lengua del imperio

ingles

Una colega de habla portuguesa ha escrito una interesante reflexión en torno a la convocatoria del congreso Keep It Simple, Make It Fast! Gender, differences, identities and DIY cultures (KISMIF Conference 2018), que se desarrollará en Oporto, el próximo mes de julio:

Prezados companheiros e prezados companheiras,

É uma pena que falemos tanto em respeito às diferenças, às identidades, etc. mas a língua utilizada nas palestras e em todos os textos escritos, desse congresso, seja o inglês, mesmo sendo em Portugal, onde se fala português. Gostaria muito de ver um dia, cada um falando na sua língua, aí sim direi: respeitamos as diferenças e as identidades de cada país ou de cada povo. Para mim é contraditório, em um congresso que se trata de respeito às diferenças de gênero, a língua seja normatividade, como se todos tivessem a obrigação de falar inglês? Quando sabemos que essa também é uma relação de poder econômico e entre colonizador x colonizados.

N. B.:

Los comentarios de nuestra colega no tienen desperdicio, y constituyen una invitación para recapacitar en torno a esa idolatría que se rinde al idioma inglés, en flagrante desprecio de otras muchas tradiciones lingüísticas, de extraordinaria valía y personalidad, como sería el caso de la lengua portuguesa.


Deja un comentario

Hugo Chávez revisado por Enrique Krauze: un héroe despedazado

krauze

Enrique Krauze, historiador mexicano y autor de varias excelentes biografías, traza en este libro (El poder y el delirio, Caracas, Editorial Alfa, 2008) un agudo y crítico retrato personal, ideológico y político de la persona del venezolano Hugo Chávez.

Y Gonzalo Maldonado Albán ha publicado recientemente en Mundo Diners una inteligente reseña de la biografía de Krauze, a la que pertenecen los siguientes párrafos:

Esta pregunta no es sencilla de responder: ¿cómo es que alguien que, desde muy joven, se impone la tarea de remediar los peores males de la humanidad —como la pobreza y la enfermedad— termina provocando injusticias mucho mayores y peores? Enrique Krauze, historiador mexicano de gran prestigio se propuso contestarla en este libro de múltiples registros, donde se mezclan el ensayo histórico, la entrevista, el reportaje y la reflexión libre. El origen del caudillo estaría en la pasión exaltada que estos hombres ávidos de poder sentirían por quienes Krauze llama “héroes”, es decir, personajes con virtudes supuestamente extraordinarias que ese caudillo en ciernes dice querer cultivar y que luego asumirá como suyas y de nadie más, de un momento a otro, sin rubores ni ambages.

El caso que Krauze examina es el de Hugo Chávez Frías, el teniente coronel que llegó al poder por las urnas, tras un golpe de Estado fallido, para dirigir a su país hacia la ruina, desbaratando las instituciones republicanas y montando un aparato de Gobierno ineficiente, autoritario y corrupto. Desde joven —cuenta Krauze— Chávez fue proclive a venerar “héroes”. El primero fue El Látigo, un pícher que salió de las ligas inferiores venezolanas para jugar con los Gigantes de San Francisco. Además de su habilidad beisbolística, El Látigo tenía otro gran atractivo: llevaba su mismo apellido pues se llamaba Néstor Isaías Chávez.

Cuando el deportista murió en un accidente aéreo, el joven Hugo inventó una oración que rezaba todas las noches, prometiéndole que él también sería un pícher de las Grandes Ligas. Años más tarde, cuando estuvo claro que su camino sería la política, le pidió perdón con nuevas oraciones. Es que Hugo Chávez no solo quiso emular a sus héroes, sino también hablar con ellos e incluso ser ellos. En una sesión espiritista, cuando estaba en prisión por golpista, contó que una “fuerza extraña” comenzó a moverlo y que súbitamente empezó a hablar como un viejito. Sus compañeros de celda pensaron que se trataba del mismísimo Simón Bolívar, pero Chávez, por entonces menos encumbrado, se encargó de decirles: “¡No me pongan tan arriba!”.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Roberto Rubiano Vargas. Literatura colombiana: un espejo poco complaciente

literatura-en-colombia-1-638

Colombia es un país con una sociedad compleja. Diversas culturas y chauvinis­mos regionales se mezclan dentro de sus fronteras. La literatura que se escribe en Colombia tal vez refleja un poco esto, los bogotanos y su creencia en una ya olvidada Atenas Suramericana, Medellín la ciudad ensimismada, y la región Caribe, origen de Macondo, ese lugar que no existe, pero es el más conocido de Colombia.

Una mirada rápida al paisaje literario colombiano nos da una lista de más de cien escritores activos, con varios libros publicados, contratos editoriales vigentes y muchos premios de prestigio acumula­dos. Pero en cualquier lista siempre apa­rece el mismo inventario, la avanzadilla diplomática que puede sintetizarse en los nombres de Héctor Abad Faciolince, Juan Gabriel Vásquez, Piedad Bonnett, Santia­go Gamboa y William Ospina. A la que habría que sumarle otra lista de figuras indispensables, entre las que se destacan Tomas González, Laura Restrepo, Pablo Montoya y Fernando Vallejo.

[…]

¿De qué hablan esos tal vez treinta o cuarenta libros de ficción nuevos que se publican cada año en Colombia? ¿De la violencia? Probablemente. Los escritores colombianos no pueden distanciarse del país donde viven. En la actualidad hay un proceso de paz con la guerrilla más antigua del mundo y ese es solo uno de los muchos signos que definen la vida en Colombia. Algunos episodios que pare­cían superados continúan ahí. La existen­cia de ejércitos paramilitares que nunca se desmovilizaron. La presencia de otra guerrilla, la del ELN, que en la actuali­dad negocia en Quito un posible paso a la vida civil. Obviamente los rezagos del narcotráfico. Pero sobre todo la desigual­dad social es parte de ese retrato marcado por la violencia que algunas personas pre­ferirían que no se mencionara.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

México y su eventual salida del Tratado de Libre Comercio

En opinión de Óscar Cruz Barney, integrante del Cuarto de Junto, la salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio no implica que se acabe el comercio, sino que se acabarán las condiciones creadas por la zona de libre comercio.

“México lleva trabajando meses en la posibilidad de una eventual salida de este país del Tratado y para eso se apoyará en la red de acuerdos internacionales que tiene y que es muy importante y que está a la mano del sector productivo y exportadores mexicanos”, sostiene Cruz Barney.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Robinson Salazar Pérez.  Colombia: la paz vino vestida de luto

robinson

Robinson Salazar Pérez, “Colombia: la paz vino vestida de luto”, Hemisferio izquierdo, núm. 18. Balance y perspectivas, diciembre de 2017

La Paz en Colombia fue y aún persiste como un proceso en construcción que devino de las aproximaciones de dos contingentes o cuerpos armados que decidieron poner fin a un conflicto bélico por más de medio siglo, con raíces profundas que fueron ramificándose a través de los años, producto de las condiciones de inequidad, injusticias, control y concentración excesiva de las tierras en áreas productivas, la negación del diálogo por parte de los gamonales con los actores reclamantes de derechos y espacios de ejercicio de libertad, voz y participación política. Asimismo, la ineficaz actuación de los gobiernos por construir mediaciones o espacios de acercamiento que conllevaran a un pacto social y acuerdos políticos posibilitadores de convivencia y ejercicio pleno de democracia. Los años transcurrieron y la confrontación tuvo ribetes de guerra de exterminio alarmantes, 5.5 millones de víctimas quedaron en el sendero del conflicto armado; de los 87 pueblos indígenas, 34 están en riesgo de extinción, el 10% de la población aborigen está viviendo fuera de sus territorios por desplazamientos como consecuencia de la cruzada bélica. 2,683.355 es la suma de homicidios; de esa cifra 1,163.218 son menores afectados por la conflictividad. A todo ello agregamos 4,586 atentados en los últimos diez años, 400 mil refugiados, 500 mil delitos sexuales por violación, 3,000 falsos positivos, 3 millones de hectáreas abandonadas y 5 millones 800 mil desplazados por despojos de sus pertenencias y 2,087 masacres comunitarias1.

(1) Salazar, Robinson, “Colombia en trance: miedos, venganza y resabios de la violencia en el posconflicto”, Revista Questiones de Ruptura, vol. 1, núm. 1, enero-junio de 2017, pp. 23-39

Texto completo en fuente original