RIIN

Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales


2 comentarios

Revista Iberoamericana de Estudios Municipales. Convocatoria para el segundo semestre

riem

Revista Iberoamericana de Estudios Municipales (Universidad Autónoma de Chile) es una publicación semestral de alcance iberoamericano, especializada en materias de gestión pública municipal, estudios territoriales y desarrollo regional y local. La línea editorial de la revista apunta a desarrollar escalas de análisis subnacionales en las quese relacionan esas temáticas. El tiempo máximo para la decisión final respecto de un artículo o reseña es de 14 semanas desde la presentación del manuscrito.

Más informaciónen http://revistarie m.cl/index.php/riem/index

MAILrevistaJUL2017.jpg

Anuncios


Deja un comentario

Convocatoria de Ñawi: Arte, Diseño y Comunicación

ñawi

La convocatoria de recepción de artículos para la revista de investigación Ñawi: Arte, Diseño y Comunicación Vol. 2, n. 1 (2018), enero, sigue abierta. Los artículos deben tener una extensión comprendida entre 10 y 15 páginas, y han de adecuarse a las políticas temáticas y a las normas de edición y plantilla determinadas para el efecto:

http://www.revistas.espol.edu.ec/index.php/nawi/about/submissions#authorGuidelines
El cronograma del Call for papers es el siguiente:

  1. Convocatoria del Call for Papers: Mayo 1 de 2017
  2. Cierre del Call for Papers: Septiembre 1 de 2017
  3. Artículo seleccionado para su publicación: Octubre 1 de 2017
  4. Artículo publicado: Enero 1 de 2018

Pueden remitir sus trabajos a:

http://www.revistas.espol.edu.ec/index.php/nawi/user/register

Ñawi. Arte, Diseño y Comunicación es una Revista Científica Semestral de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL). El propósito de este nuevo proyecto impulsado por la Escuela de Diseño y Comunicación Visual (EDCOM) se adhiere a la misión y a la visión de la ESPOL. De acuerdo con dichos valores, Ñawi. Arte, Diseño y Comunicación pretende ser una revista referente a nivel nacional donde la investigación y la innovación científica constituyan los pilares fundamentales para forjar una sociedad más libre, justa y responsable, y para promocionar y desarrollar la cultura de Ecuador, con la idea de conformar un proyecto que sea referente internacional.

Acceso a la última publicación:

http://www.revistas.espol.edu.ec/index.php/nawi/issue/view/19/PDF


Deja un comentario

Carlos Montufar. La obediencia como problema moral

La moral son las costumbres, normas, tabúes y convenios establecidos por cada sociedad y que rigen el comportamiento de las personas, contribuyendo a la estabilidad de la estructura social. La moral parte de las tradiciones y los valores del contexto en que nos desenvolvemos. Incluso el escritor Anatole France llegó a propugnar que la moral era la regla de las costumbres. Y las costumbres eran los hábitos. La moral es, pues, la regla de los hábitos.

Uno de los hábitos inculcados en la educación en general es la obediencia, que se define como la actitud de acatar órdenes, normas o comportamientos, es decir, aceptar la voluntad de la autoridad. Obedecer proviene del latín ob audire, ‘saber escuchar’, obediencia refiere al proceso que se inicia en escuchar y termina en la acción de obedecer.

No obstante, Tomas de Aquino afirma “que no es una virtud teologal, porque su objeto no es propiamente Dios, sino el mandato de cualquier superior, explícito o implícito”. Deja entonces en claro que tiene por objeto el mandato proveniente de un ser humano, constituido en calidad de superior. Sin embargo previene que como virtud moral (y no teologal), puede desvirtuarse tanto por defecto como por exceso. Por defecto se desvirtúa al no obedecer a quien se debe; por exceso es obedecer a quien no debe o en cosas que no debe. Santo Tomás afirma que hay dos casos de falsa obediencia u obediencia ilícita, o sea, donde no se debe obedecer. El primero se da cuando justamente el mandato del superior contradice claramente un mandato de orden superior, sobre todo de Dios. Sería el caso de una autoridad que obligara a cometer pecado. El otro caso se da cuando el superior ordena algo claramente fuera de su competencia.

En estos casos, la obediencia se convierte en dilema moral. Podemos desplazar la responsabilidad de nuestra obediencia, culpando a los demás de nuestras decisiones, diluyendo la responsabilidad con el argumento de todos lo haríamos así, pero en conclusión, la obediencia como problema moral presenta dilema y conflicto. Existen tres teorías de lo moral, la pre convencional nos dice que el fin justifica los medios y es autocrática, la convencional justifica el hecho no moral bajo el argumento de la obediencia al líder o su imitación y finalmente la pos convencional que se dirige en función de la verdad absoluta y está más allá de la ley.

Regresando a la sociedad contemporánea del siglo XXI, plagada de eufemismos, de desatenciones e indiferencias a las consecuencias y reatribuciones de culpa, considero que el enfoque de la ética de los grupos de interés es una opción técnica y moral. Este enfoque se basa en promocionar la visión ganar – ganar con la pregunta clave: ¿Me siento orgulloso de dar a conocer mi decisión a todas las personas y grupos de interés que concierne? ¿Mi obediencia es beneficiosa a todas las partes, realmente?

BIBLIOGRAFÍA

Achua, C., & Lussier, R. (2005). Liderazgo, Teoría-Aplicación-Desarrollo de Habilidades. Thompson Internacional.

Aquino, T. D. (2005). Suma teológica II. Ediciones Loyola.

France, A. (2016). La rebelión de los ángeles. Anatole France.


Deja un comentario

Ibsen Martínez. Venezuela: el bosque avanza

maduro

El domingo pasado, 16 de julio, fuimos a votar por el sí en el centro electoral de la calle 125B, al norte de Bogotá. La multitud que se congregó allí, al igual que la que votó en la Plaza de Bolívar, dejó ver cuán grande es la comunidad venezolana opositora residente en Colombia.

Aunque la consulta no pudo realizarse en Medellín y Barranquilla (populosas ciudades donde es también muy notoria la presencia de emigrantes venezolanos), y se redujo a la capital colombiana y a Chía, un municipio de la Sabana de Bogotá, la participación habló inequívocamente del enorme predicamento del que goza hoy la MUD entre el electorado venezolano, dentro y fuera del país.

Según cifras del Movimiento Libertador, la agrupación opositora que, exitosamente y en poco más de 15 días, organizó aquí el referéndum, alrededor de 30.000 venezolanos expresaron su rechazo a la fraudulenta elección de una Asamblea Constituyente convocada por Maduro para el 30 de julio. En las pasadas presidenciales venezolanas tan solo 3.000 ciudadanos venezolanos votaron en Bogotá.

Todos los que votaron esta vez lo hicieron atendiendo exclusivamente a llamados difundidos por las redes sociales. Así ocurrió también en toda Venezuela y en más de cien lugares del mundo donde viven venezolanos que optaron por emigrar.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Convocatoria para Íconos, núm. 61

iconos

GEOGRAFÍAS CRÍTICAS EN AMÉRICA LATINA

Coordinación: Sofía Zaragocín (Universidad de Cuenca), Melissa Moreano y Soledad Álvarez Velasco (Kings College London).

Recepción de artículos: hasta el 4 de septiembre de 2017

Publicación: mayo de 2018

Envío de artículos: a través de plataforma de gestión de Íconos, Portal de revista de FLACSO Ecuador: www.revistaiconos.ec

______________

La geografía crítica, rama de la geografía humana, surge en el mundo anglosajón a finales de la década de 1960, buscando analizar cómo los conflictos de poder en el capitalismo re-configuraban el espacio. Desde entonces, se ha puesto el acento en comprender que las profundas diferencias espaciales entre regiones geográficas y al interior de las mismas no pueden entenderse como órdenes naturales sino como producto de relaciones de poder desiguales. El espacio es entonces asumido como socialmente producido y profundamente político, es decir, como un constructo social que supone decodificar las relaciones sociales que lo producen. La crítica a la producción del espacio también ha sido clave para discernir que el desarrollo geográfico desigual tiene efectos en las relaciones políticas locales y globales, en la reconfiguración de espacios urbanos, en la relación con la naturaleza, en las relaciones institucionales, y en general, en las relaciones cotidianas. La geografía crítica plantea entonces varios retos: el compromiso con la teoría social crítica (poscolonialismo, feminismos, marxismos, teoría queer); el posicionamiento subjetivo de quien investiga para develar los mecanismos de poder e inequidad; y la praxis progresista comprometida con el cambio social.

En América Latina esta perspectiva ha sido desarrollada en particular por la escuela geográfica brasileña. Una tendencia que se estableció en respuesta a la geografía física positivista, la cual ha estado al servicio de la consolidación de los Estados nación, teniendo como base la representación del espacio y la delimitación de fronteras. La ‘nueva geografía’, o geografía crítica brasileña, en diálogo constante con los movimientos sociales de reivindicación territorial y con la ciencia política, emprendió una explicación de las relaciones de poder espaciales desde una perspectiva multidimensional y multiescalar, que desafía la hegemonía del Estado como único productor de territorio. En contraste, la nueva geografía define al territorio como aquella dimensión del espacio que es apropiada por distintos sujetos y/o grupos sociales mediante el establecimiento de relaciones simbólicas y relaciones materiales/funcionales con el espacio.

En esta línea, recientemente han surgido análisis que podrían situarse dentro de la geografía humana. El primero, de raigambre marxista, analiza el desarrollo geográfico desigual y la producción del espacio desde el enfoque del materialismo histórico-geográfico y la autonomía territorial. El segundo se nutre de las geografías postcoloniales e indígenas, donde se ponen en cuestión las políticas que intentan mapear el espacio en relación a procesos políticos como la plurinacionalidad; razón por la cual es necesario promover mayor reflexión sobre la configuración, producción y articulación del espacio desde América Latina.

Este dossier busca resaltar la relevancia y actualidad de la geografía humana de corte crítico en la región a través de estudios de campo, cartografía social y etnografías que revelen cómo y por qué las relaciones sociales y políticas son necesariamente relaciones espaciales que reproducen a su vez inequidades históricas y sistémicas. Específicamente, interesan para este dossier investigaciones empíricas que presenten estudios de caso sobre los siguientes temas:

  • Propuestas que aborden la geografía crítica y marcos de colonialidad (geografías indígenas, poscoloniales, decoloniales).
  • Análisis de la geografía de la desigualdad y régimen de control de la movilidad.
  • Estudios que promuevan la relación entre geografía crítica, conceptualización de territorio y/o ecología política.
  • Investigaciones que profundicen sobre geografías feministas, queer y de la sexualidad.
  • Propuestas que apunten hacia geografías de las migraciones (translocales- transnacionales).

Se recibirán contribuciones en español, inglés o portugués. No obstante, los artículos seleccionados se publican en español. La revista aclarará dudas o contribuirá a perfilar las propuestas hasta el inicio del período de recepción de contribuciones.

Los artículos deben ajustarse a la política editorial y a las normas de publicación de la revista (disponibles en www.revistaiconos.ec). Para la selección de artículos se utiliza un sistema de evaluación por lectores pares (peer review).


4 comentarios

Manuel Ferrer. Un remedio infalible

sentencia-horario

Si usted, Rector de Universidad –pública o privada-, desea asegurarse -como tantos colegas- de que la Universidad que le ha sido confiada paralice su quehacer investigador, aquí tiene la receta.

Cargue el horario de dedicación a la docencia a los profesores, hasta que revienten: un promedio de veinte horas semanales puede ser suficiente. Además le sugiero que encomiende la dirección del área de investigación a la persona más incompetente y pagada de sí misma que encuentre en su entorno: a ser posible, de pensamiento único y totalitario y con poca o ninguna cultura general.

De esa manera, el resultado está garantizado. Adiós a la investigación, adiós a la ridícula pretensión de editar petulantes revistas científicas. No hay nada más que hacer, es así de sencillo. Ya pueden organizarse talleres, seminarios, cursos…, que no hay peligro: nada de eso resiste a la eficacia descomunal de una carga docente desmesurada y de un incompetente y autoritario director de investigación.

Lo veo a diario con mis propios ojos y a diario lo toco con mis manos en la Universidad donde presto actualmente mis servicios, donde se desconocen en la práctica las exigencias que comportan las tareas investigadoras y donde se ha confiado la dirección de ese área a una persona que satisface con generosidad los requisitos arriba enumerados.