RIIN

Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales


Deja un comentario

Antonio Navalón. Latinoamérica, el continente perdido

latino

En estos tiempos convulsos en los que la historia se perfila a golpes de terror del Estado Islámico (ISIS) y la amenaza yihadista define la batalla-espectáculo por la candidatura al Partido Republicano estadounidense, el papel del continente latinoamericano —con casi 400 millones de personas que hablan español y más de 200 millones, portugués— es irrelevante. Un claro ejemplo fue la reciente Cumbre de París sobre el clima, cuya única buena noticia para América Latina es su falta de culpabilidad —salvo por la deforestación y la falta de control de sus inmensos recursos naturales— en la decrepitud climática que amenaza nuestra existencia.

El debate sobre si los países emergentes como Brasil, México, China o India tienen tanto derecho a contaminar como el mundo desarrollado es viejo. Pero las razones por las que el continente latinoamericano es inexistente en esas y otras cuestiones dependen de varios factores. Uno, es que sí tiene un diagnóstico acerca de su papel en el deterioro del clima: debemos preservar los recursos fósiles energéticos y considerar la incidencia de este fenómeno en la destrucción de la Amazonia y otras áreas de la región que, ante la ausencia de políticas responsables, han permitido el aniquilamiento sistemático del ecosistema. Sin embargo, América Latina no está contribuyendo a la alteración del clima como lo hacen Pekín o Nueva Delhi, lo que unido al peso relativo de la zona, no debería restarle importancia para consolidar el tímido, pero único resultado, de la reunión de París.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Javier Sanz. Entrevista a Rainer Höss, nieto del comandante de Auschwitz

 

auschwitz

Resulta sencillo ser pariente de algún destacado héroe nacional, pero ¿cómo es el día a día del descendiente de un antihéroe? Quiero decir, ¿qué tipo de condicionamientos has tenido en tu vida por llevar un apellido tan marcado públicamente?

Normalmente no es un problema con personas educadas y de mente abierta, ya que ellos saben tratar el tema en profundidad, como debe ser. La mayoría de las agresiones, mayormente verbales, vienen de racistas y negacionistas del Holocausto. Fanáticos que no ven nada malo en los crímenes de los nazis. A través de los años he encontrado mucha gente en todo el mundo con la que he creado excelentes relaciones. También muchos supervivientes (de los campos de concentración) me apoyan en mi trabajo. Como nieto, no puedo ser responsable de los crímenes cometidos por mi abuelo o mi abuela.

A veces, especialmente cuando conozco a supervivientes por primera vez y se dan cuenta de mi apellido, da un poco de miedo. Aún después de 70 años, cuando ellos escuchan el nombre Höss, les vienen de inmediato los recuerdos del pasado y se quedan en shock. Pero es sólo por unos instantes, luego conversamos durante horas o, como con Ben Lesser, comenzamos proyectos juntos rememorando el pasado para un futuro mejor.

[…]

¿Cree que si se diese un panorama social y económico similar al que alimentó el nacionalsocialismo podría repetirse lo ocurrido o, por el contrario, hemos aprendido la lección?

No aprendimos la lección, sucede diariamente en cualquier lugar en el mundo. A diario hay personas que son castigadas o asesinadas por el color de su piel, sexualidad o religión. Siempre comienza así, y siempre se encuentran enemigos o se crean. Debemos ser conscientes de que los derechos humanos no están garantizados y que debemos pelear por ellos todos los días.

¿Pueden aprovechar los grupos más radicales el conflicto de los refugiados, en el que Europa se está mostrando timorata y recelosa, para hacer crecer la xenofobia?

Sí que pueden y lo hacen. Crecen silenciosamente bajo nuestras narices. El mejor ejemplo lo tenemos en Francia. Le Pen obtuvo la mayoría de los votantes franceses. Y ésto es solo un ejemplo.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Rafael J. Álvarez. El refugiado sirio zancadilleado denuncia que España no le permite traer a su familia

siria

 

Al recoger este artículo, publicado en El Mundo, 18 de diciembre de 2015, queremos llamar la atención sobre la insensibilidad, la indiferencia y la carga de prejuicios de la mayoría de los 331 comentarios que se colgaron en la publicación.

Permítannos recoger unos cuantos, como botón de muestra (los demás pueden descargarse a través del enlace que aparece al final).

En vísperas de unas fiestas tan entrañables, como las Navidades, que constituyen una invitación para que todos los hombres se sientan hermanos, la lectura de esos comentarios llena de vergüenza y de asco. Pero sería una cobardía ignorar lo que piensan muchos de nuestros conciudadanos, con los que nos rozamos a diario y de los que recibimos tantas veces sonrisas que quieren ser amables y bondadosas.

Ahí van tres ejemplos de ese rosario de disparates, en los que se mezcla ignorancia con xenofobia y espíritu estrecho:

  • Esta gente se cree que somos una ONG que tenemos obligación de mantener y darle cobijo a todos los que quieran venir. Lo siento pero España tiene demasiados problemas con su gente y no necesita más. Como todo emigrante hay que pasar por unas leyes y no querer saltar a la torera con denuncias y obligaciones.
  • Este señor ha sido un combatiente de uno de los dos bandos y se ha ido a mitad de partida y ahora quiere vivir por la cara en España, subsidiado por los demás. Yo no quiero personas así en España, y menos si no sabemos contra quién ha estado usando sus armas antes ni por qué su mujer no se vino con él.
  • Cada quien lucha por sus intereses y si tiene que morder la mano que lo ayudó para lograr sus propósitos lo hace. Los musulmanes no tiene la cultura del agradecimiento, es más, les das de comer y mañana te ponen una bomba. Lo cierto es que no se le está discriminando ni dando un trato especial para perjudicarlo, Solo se siguen los procedimientos normales para esos casos. Si son muy exigentes y llevan a situaciones inhumanas como dicen los buenistas, pues cambien la ley y prepárense para la inundación.

_____

Y ahora, el artículo que suscitó esas reacciones bochornosas:

 

Con aspecto abatido y confiando todo entendimiento a su traductor, Ossamah Abdul Mohsen, el refugiado sirio acogido en España después de sufrir una agresión de una periodista en la frontera entre Serbia y Hungría, ha denunciado hoy las «trabas imposibles» que el Gobierno español le pone para reagrupar a su familia y el incumplimiento de la promesa gubernamental de la concesión de su estatus de asilado con protección internacional tras lograr huir de la guerra en Siria.

En una rueda de prensa conducida por Miguel Ángel Galán, director del Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe), donde Ossamah trabaja actualmente, el refugiado ha expresado su angustia por la situación de su mujer y dos de sus hijos, que el próximo 1 de enero deberán abandonar el piso de Turquía donde viven y quedarán en la calle.

Ossamah vive en Getafe (Madrid) con dos de sus hijos, pero tiene a la otra mitad de su familia en una «situación límite» en Turquía, a la espera de poder reagruparlos.

Según los documentos aportados por el director de Cenafe, el Ministerio de Asuntos Exteriores autorizó a la Embajada española en Ankara (Turquía) a tramitar un «visado de residencia de carácter extraordinario» para los tres familiares de este entrenador profesional de fútbol que huyó este verano con su familia de los bombardeos y la guerra terrestre que asola su país.

Sin embargo, la documentación exigida por la Embajada en Ankara en un documento fechado el pasado 3 de diciembre es «imposible de aportar», en palabras de Ossamah. En concreto, la oficina consular española pide pasaportes en vigor (el hijo mayor lo tiene caducado) y certificados de penales, dos documentos que sólo puede tramitar la embajada Siria en Ankara. «Y ni yo ni mi familia podemos entrar allí por razones políticas. No nos atienden».

Además, la Embajada española les pide un certificado médico expedido por autoridades turcas.

Y también un documento acreditativo de «vínculo familiar» entre la mujer y los dos hijos con Ossamah, una certificación que sólo puede expedir la Embajada española en Beirut -que ha asumido la demarcación consular correspondiente a Siria-, adonde ningún miembro de la familia ha podido viajar en el plazo que las autoridades españolas dieron en sus exigencias: 10 días, que se cumplieron el pasado 13 de diciembre.

«¿Cómo voy a conseguir esos papeles en un país que está en guerra o en una embajada que no nos recibe. Hablo por todos los sirios a los que se les pide esto.Pido al señor Rajoy que facilite el visado y ayuden a traer a mi familia», ha dicho el refugiado ante un puñado de periodistas en la Ciudad Deportiva Villaverde mientras algunos futbolistas amateurs celebraban su entrenamiento del día.

Ante tales dificultades, Ossamah y Galán cambiaron la petición inicial de visado por la del cumplimiento de la «promesa que hizo el Gobierno español». Es decir, laconcesión del asilo con protección internacional, para lo que no necesitan los documentos que la Embajada española en Ankara les pide.

El refugiado ha agradecido al Gobierno español la rapidez con la que operó en septiembre para otorgarle un permiso de residencia de un año de duración y la concesión de un permiso de viaje para que fuera a recoger a su familia cuando ésta obtuviera el visado de residencia extraordinario.

Pero, tras esas dos gestiones rápidas, la familia parece haberse encontrado con obstáculos burocráticos.

«La Embajada no nos atiende al teléfono. Después de tres meses en España, la promesa de asilo no se ha cumplido. Ossamah y su familia huyeron de una guerra y una persecución política y son candidatos a la protección que da el asilo, que es un derecho. Las trabas para esa concesión no sólo afectan a Ossamah, sino a miles de personas. España se comprometió a acoger a 14.000 refugiados y lleva 12. Y uno de los cuales lo he traído yo», sostiene el director del Centro Nacional de Formación de Entrenadores.

Por su parte, el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, ha solicitado a los ministros de Exterior, José Manuel García-Margallo, e Interior, Jorge Fernández Díaz, que agilicen los trámites requeridos para lograr la reunificación de la familia del refugiado.

Además de solicitar su reunificación familiar, Carnicer ha denunciado la actual situación del refugiado, que sigue sin protección oficial tras llevar tres meses en España.

Al otro lado de esta historia, el Gobierno español asegura que todo trámite pedido a Ossamah se ajusta a lo que exige la ley. «No podemos hacer la vista gorda ni saltarnos la ley. Cuando nos reunimos con Ossamah y sus asesores les explicamos los requisitos necesarios para el visado, que son los mismos para todos», asegura un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Gobierno cuenta que Ossamah obtuvo una autorización de residencia por circunstancias especiales y que la única posibilidad de obtener un visado de residencia para su familia era la de presentar los pasaportes, el certificado de penales, el aval médico y el vínculo familiar, «documentos que no se pueden obviar y que hasta el momento la familia no ha podido aportar».

El Departamento de García-Margallo no discute que algunos de los requisitos pedidos a Ossamah fueran difíciles de obtener y asegura que, ante ello, el propio Ministerio aconsejó al refugiado sirio la opción del asilo. Así, según Exteriores, Ossamah solicitó la «protección internacional en base a la Ley de Asilo y Refugio el pasado 9 de diciembre», un proceso que está siendo estudiado y pendiente de resolución.

De hecho, Exteriores afirma que si el Ministerio del Interior otorga la protección internacional a Ossamah «no habrá problema en hacerla extensible a sus familiares actualmente en Turquía».

Texto completo y comentaros en fuente original


Deja un comentario

Ana Marcos. El Gobierno de Colombia y las FARC acuerdan la reparación de las víctimas

 farc

Después de un año y medio de negociación sobre cuál iba a ser el tratamiento de las víctimas una vez que se firmara el fin del conflicto, estas se han convertido por fin en protagonistas del proceso de paz colombiano. La delegación del Gobierno y la guerrilla de las FARC destrabaron la mañana del martes, 15 de diciembre, el punto 5 del acuerdo, el que más problemas y desencuentros ha generado después de tres años de diálogos en La Habana. Este no solo se refiere a los afectados por el conflicto, también incluye el capítulo sobre justicia.

El programa de reparación pactado garantiza, sobre el papel, la participación de todos aquellos involucrados de manera directa e indirecta en el conflicto: el Estado, los guerrilleros y “otros sectores de la sociedad”, sin nombrar de manera concreta al paramilitarismo o sus financiadores.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Libardo Sarmiento Anzola. Colombia, balance y perspectivas 2015-2016

71_Libardo1

En Colombia la transición 2015-2016 está signada por los acuerdos de paz entre el gobierno y la insurgencia; el cambio de mandatarios territoriales con la hegemonía de los partidos políticos de derecha y la casi desaparición de los gobiernos de izquierda; el debilitamiento de la economía y su impacto negativo en las finanzas públicas; la corrupción que corroe toda la institucionalidad, y el evidente deterioro ambiental. Para los hogares de estrato socioeconómico bajo y medio la preocupación es creciente frente a un entorno caracterizado por la precarización del empleo, la caída en los ingresos, el alza en el costo de la canasta familiar, la incapacidad para el pago de deudas, el crimen, la crisis en el sistema de salud y una calidad de vida amenazada. En 2016 la población del país es de 48,8 millones de habitantes; 76,6 por ciento habita centros urbanos.

La economía colombiana en 2015 mostró signos recesivos; en 2016 los indicadores serán más adversos, principalmente a causa de la caída en los ingresos fiscales petroleros y un entorno económico desfavorable: desaceleración China, recesión japonesa, alza en las tasas de interés estadounidense, fragilidad de la economía mundial e inestabilidad financiera.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Ivan Morris, La nobleza del fracaso. Héroes trágicos de la historia de Japón

nobleza

Ivan Morris, La nobleza del fracaso. Héroes trágicos de la historia de Japón. Tr. de Paloma Tejada Caller. Madrid, Alianza, 2010, 630 pp.

La aparición en el mercado editorial hispanohablante del extraordinariamente original y sugestivo ensayo dedicado a la historia de Japón por el insigne japonólogo Ivan Morris en 1975 (un año antes de su muerte), La nobleza del fracaso. Héroes trágicos de la historia de Japón, constituyó en su momento una aportación imprescindible en su campo.

El extenso volumen está articulado de forma muy simple, con diez capítulos dedicados a otros tantos héroes de la historia japonesa, a excepción del último, que se dedica monográficamente a los kamikaze 神風 y el primero, que hunde sus raíces en el mito, representando ambos una anomalía respecto a su estructura global: un capítulo dedicado a un único héroe cuya existencia histórica es irrefutable.

Texto completo en fuente original