RIIN

Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales

Fernando R. Lafuente. ‘El Gatopardo’ cubano

Deja un comentario

gatopardo

Cuba es una metáfora del siglo. Un invisible embargo de la memoria. Un exilio permanente. Una presencia que aparece y se pierde en la niebla del tiempo. Ahora soplan, soplarán los insoslayables vientos de libertad. Son imparables. Llegan sin remisión. Pero, también, como escribiera Cernuda en Un español habla de su tierra: «Un día, tú ya libre de la mentira de ellos, / me buscarás. Entonces / ¿qué ha de decir un muerto?» Cernuda no conoció ese «día, tú ya libre». Si uno piensa en Cuba, Guillermo Cabrera Infante sería ese Cernuda caribeño. Hay tantos así, tan grandes, Heberto Padilla, Reinaldo Arenas, César Leante, que ya no podrán regresar. Pero sí hay una nueva generación de escritores nacidos tres décadas después de la imposición de la dictadura castrista que han visto demasiado. Que como las generaciones de españoles contemplan el final del túnel con una claridad espeluznante. Y que tratan, desde dentro, no desde Miami, de recuperar lo que de memoria se pueda.

Elizabeth Mirabal (La Habana, 1986) ha escrito una poderosa novela, Premio Iberoamericano Verbum de Novela 2014, La isla de las mujeres tristes (Verbum, 2014). Antes, es coautora de Sobre los pasos del cronista (2011), acerca de Guillermo Cabrera Infante.

Texto completo en fuente original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s