RIIN

Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales


Deja un comentario

Agustín Arteche. Yihadismo, la enfermedad del islam

yihadismo

El mundo del islam es un caos actualmente. Durante varias décadas, su discurso en muchas mezquitas, medios de comunicación y escuelas ha alimentado la violencia… Han criado serpientes venenosas, que ahora se vuelven contra ellos. ¿A qué viene este auge del yihadismo, que indigna a los propios musulmanes y que acaba también asesinándolos a miles?

Texto completo en fuente original

Anuncios


Deja un comentario

Juan Manuel de Prada. Control social

control

En un libro muy notable que acabo de leer, Oligarquía y sumisión (Ediciones Encuentro), José Miguel Ortí Bordás se refiere muy acertadamente a esta nueva forma de control social o dominación de las conciencias que ya no actúa, como en los totalitarismos clásicos, allanándolas y forzándolas, sino moldeándolas a su gusto, adaptándolas complacientemente a los paradigmas culturales y políticos vigentes, y reduciendo a los pueblos a la categoría de rebaños gustosamente esclavizados, corifeos de la corrección política y del pensamiento positivo, fundado sobre una antropología optimista (¡el hombre es buenecito y, a poco que lo dejen, irá perfeccionándose todavía más!). Por supuesto, este control social se logra sin que nadie tenga la impresión de estar obedeciendo, sino abrazando libremente (¡con entusiasmo de lacayos fervorosos!) sus directrices. Y, una vez logrado el control completo, el discrepante será automáticamente visto como un desviado o un demente peligrosísimo.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Manuel Ferrer. Sentido común, sentido jurídico, vergüenza torera

catilina

Entre los ecuatorianos que he tenido ocasión de conocer y tratar durante doce meses vividos en Quito abunda la gente buena y la buena gente. Muchos de ellos –colegas de trabajo, vecinos, compañeros ocasionales- han pasado a engrosar mi ya dilatada lista de amigos.

Pero también he podido registrar casos singulares, enlazados todos por circunstancias coincidentes: el descaro –la desvergüenza- con que persiguen sus intereses (no siempre legítimos) aun a costa de violar los derechos de otras personas, sin que les importe poco ni mucho el daño que puedan causar, ni la existencia de normas que se supone de obligado cumplimiento.

Me atrevería a decir que en el Ecuador, como en otros países que conozco bien (México y Colombia, por ejemplo), no ha arraigado una cultura jurídica capaz de garantizar a los ciudadanos el respeto y la seguridad que debería proporcionar el ordenamiento legal.

Me reservo para otro momento el detalle de las irregularidades administrativas imputables a Senescyt en un contexto de tanta relevancia como el Proyecto Prometeo.

Más reciente es una peculiar experiencia sufrida cuando MGA* -la propietaria de un inmueble que alquilé en la Av. República de El Salvador como residencia familiar, exigió para la devolución de la garantía el cumplimiento de requisitos que no figuraban en el contrato de alquiler. La condición incluida en él de devolver el departamento en las condiciones en que se recibió, salvo desperfectos ocasionados por el uso ordinario, fue transformada unilateralmente por la desaprensiva propietaria del inmueble en la obligación de pintar íntegramente el departamento y de volver a limpiar una alfombra que ya estaba limpia y unas instalaciones que también lo estaban, bajo la coacción de no devolver la cantidad entregada como garantía.

Tan atrevida y desvergonzada exigencia se explica sólo por la persuasión de la inutilidad de que el inquilino acometiera un procedimiento jurídico contra esa arbitrariedad.

Yo soy un hombre pacífico, pero cada vez entiendo mejor cómo hay gente desesperada que recurre a procedimientos “expeditivos” para cobrar deudas de morosos o para protegerse de abusos de quienes se sienten protegidos por la inoperancia de los operadores jurídicos.

Vienen a la mente las palabras de Cicerón, exasperado por el proceder inicuo de Catilina: Quo usque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?

*        No parece que sea el caso de identificar a esa persona, exponiéndola al público descrédito, aunque sí facilitaré la información necesaria a quienes lo soliciten, de modo que no vayan a caer en las trampas que refiero en el texto.


Deja un comentario

Canarias y Nuadibú

nuadibú

Manuel Ferrer Muñoz y Mohamed Znagui, Canarias y Nuadibú: relaciones de vecindad y vías para la cooperación, Santa Cruz de Tenerife, Ediciones Idea, 2013. ISBN 978-84-15148-56-2

Canarias y Nuadibú recrea la vieja tradición de marineros y pescadores del Archipiélago Canario en esa ciudad del norte de Mauritania, desde el tiempo en que empezó a funcionar el puerto que habría de servir para el transporte del mineral de hierro procedente de Zuerat.

La colonia canaria desarrolló enseguida raíces profundas, como se demuestra aún por la pervivencia de diversos nombres propios de la geografía de la región y por las banderas canarias que decoran numerosos negocios de esa población mauritana. Los pescadores locales más veteranos se acuerdan con simpatía de la época en que trataban con sus colegas canarios o se embarcaban en buques de bandera española que faenaban en el banco canario-africano.

Muchas de las personas que vivieron durante largos años en Nuadibú han regresado a Canarias y atesoran recuerdos y documentación de inapreciable valor histórico para la reconstrucción de un pasado todavía cercano que, sin embargo, puede desdibujarse cuando no desaparecer al cabo de una generación. Para preservar ese valioso fragmento de nuestra historia se ha recopilado cuantioso material hemerográfico y de archivo, y se ha entrevistado a un nutrido grupo de esas personas, que actualmente residen en Gran Canaria o en Lanzarote; y se han contrastado esos recuerdos con los que conservan ancianos de Nuadibú que trataron durante años con la comunidad canaria residente en la ciudad.

Canarias y Nuadibú se ocupa también de las iniciativas de solidaridad acometidas por canarios; de la pluralidad de proyectos de cooperación puestos en marcha gracias al impulso del Gobierno de Canarias, y de las luces y sombras de un proceso que ha sufrido continuos avatares. En efecto, la falta de reconocimiento internacional de los gobiernos de facto que se han sucedido en Nuakchot (salvo la breve y frustrada experiencia democrática que siguió al proceso democratizador emprendido en 2007 por Ely Mohamed Vall, liquidado por el golpe de Estado de agosto de 2008) ha dificultado los viajes a Mauritania de representantes de las instituciones canarias y la firma de acuerdos generales.


Deja un comentario

Agradecimientos del grupo Ilustración en América Colonial (ILAC), de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia

uptc

 

Diego Naranjo, Joven Investigador de ILAC, nos hace llegar el siguiente mensaje que deseamos compartir con los lectores del blog:

——-

Agradecimientos por la labor adelantada y su colaboración permanente en la divulgación de contenido.

Estimado Manuel, es muy grato recibir cada una de las actualizaciones de contenido del blog de RIIN; y nos complace enormemente contar con su apoyo permanente a las actividades del grupo Ilustración en América Colonial (ILAC) de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

Esta nota pretende extender nuestros más sinceros agradecimientos y presentar nuestras felicitaciones por su labor.

Seguiremos en contacto, compartiendo con nuestros investigadores cada uno de los contenidos publicados.

De nuevo, ¡gracias!

Información sobre los Grupos de Investigación ILAC-HISULA