RIIN

Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales

Moraima Salom Villalba. Céu sueña con ver a Colombia más cerca de Brasil

2 comentarios

ceu

 

“Eu sou de um país que se chama Pará.

Que tem no Caribe seu porto de mar”

(Yo soy de un país que se llama Pará.

Que tiene su puerto en el Mar Caribe.)

Ruy Barata

Poeta brasileño.

 

Vestida a la usanza de una sertaneja (en alusión al Sertao, desierto del nordeste de Brasil), vaqueros con perneras acampanadas, camisa de gamuza color anaranjado, su cabello recogido a medio lado, dejaba ver un solitario de pluma que, más que decorativo, le confería un halo de libertad y orgullo.

Céu, que en portugués significa cielo, irrumpió en el escenario y desde un comienzo conectó con el público para presentar su tercer disco, Caravana Sereia Bloom, cuyas referencias son los ritmos del norte y nordeste de su país; y los puntos de convergencia son las ciudades gemelas de Tabatinga (Brasil) y Leticia (Colombia), donde los ticunas son el grupo amerindio predominante.

“Es absurdo, es algo que no logro entender. Nunca he cantado en América Latina, sólo un espectáculo en Argentina”, confesaba la cantautora paulista en una entrevista. La razón de este distanciamiento consiste en que “Brasil, en pocas ocasiones ha desarrollado una política de vecindad con los países andinos, únicamente con los países de la Cuenca del Planta” (Beatriz Miranda Cortés. Brasil-Colombia: ¿Vecinos en proceso de acercamiento? Recuperado el 05 de marzo de 2014 en la dirección electrónica: ttp://library.fes.de/pdf-files/bueros/kolumbien/50468.pdf). Y sabemos que ningún país se concibe sino en integración con sus vecinos.

En otras palabras, “Virtus et fortuna, según la fórmula del Renacimiento, siguen siendo los componentes necesarios del éxito biográfico e histórico” (Helio Jaguaribe. El Brasil y la América Latina. Recuperado el 05 de marzo de 2014 en la dirección electrónica: file:///C:/Users/Invitado/Desktop/17345-56120-1-PB.pdf).

Ahora bien, en términos de interacción y comunicación cultural, Brasil y Colombia se reconocen recíprocamente: en 1957 el maestro Rafael Escalona compuso el famoso vallenato La brasilera. En las universidades colombianas se lee a Clarice Lispector a partir de los estudios de la especialista en literatura brasileña, Monserrat Ordóñez. El soneto Paisaje Tropical del poeta José Asunción Silva, escrito en 1895, ha sido musicalizado por el brasileño Esdras Barbosa. Celia Reis, una de las primeras cantantes de la bossa nova, presentó su espectáculo en Bogotá en septiembre de 1964. De esa época en Colombia dos de sus canciones llegaron a sonar en la radio: Tamanco no samba (Zuecos en samba), de Orlandivo y Helton Menezes, y So danco samba (Sólo bailo samba), de Antonio Carlos Jobim y Vinicius de Moraes (Cromos, Bogotá. 28 de septiembre 1964, pág. 73). Austregésilo de Athayde, presidente de la Academia Brasileña de Letras, el 21 de octubre de 1982 expresaba que la elección del escritor colombiano Gabriel García Márquez como ganador del Premio Nobel de Literatura “es una proyección cada vez mayor de la literatura latinoamericana como fuente de renovación estética en el mundo entero” (El País, Cali, 22 de octubre 1982). El poema Yuripari de la tribu ticuna se dispersa entre la selva colombo-brasileña y existe una versión en portugués y otra en castellano: para el escritor William Ospina, “sería un error entrar en la inútil polémica acerca de si es un poema brasileño o colombiano. Los dos países trazaron arbitrariamente su frontera, separando (…) el territorio del país al que pertenece originalmente el mito: el Vaupés”. (Poesía Indígena. Capítulo I. Historia de la poesía colombiana. 2001. Diciembre). Sin embargo, ese proceso de acercamiento “se ha caracterizado por su baja intensidad: países vecinos cordiales pero distantes” (Miranda Cortés).

“Tenía mucha curiosidad por venir a Colombia”, fueron las palabras de la artista para saludar al público y enseguida cantó Contravento, el tema que lleva la influencia de la cumbia colombiana, pues Caravana es un disco que experimenta con los ritmos de la frontera nordeste de Brasil, y Céu “estaba muy interesada por lo que allí sucede, cómo la música del resto de América Latina se mezcla con la música brasileña”.

Céu toca aquí un punto clave de los nuevos procesos de regionalización de la Cuenca del Amazonas en cuanto al desarrollo de algunos sonidos populares que estudios como los del profesor de música Alfonso Dávila Riveros vienen discutiendo. Según Dávila, una vez terminado el auge del caucho en la zona, ocurrido en la primera década del siglo XX, aparecen varios grupos que empiezan a tocar los tradicionales ritmos brasileños (maxixes, batuques, lundus y sambas). Y agrega: “el intercambio cultural-económico con algunos pequeños países del circuito antillano (Curaçao, Martinica, Trinidad-Tobago y Guayanas) permitió la evolución de estas músicas afrobrasileñas, lo que hoy se conoce en el Estado de Pará (nordeste de Brasil) con el nombre de carimbó y sirimbó” (La Cuenca Amazónica. Músicas populares urbanas. Recuperado el 25 de marzo de 2014 en la direcciónelectrónica:http://acontratiempo.bibliotecanacional.gov.co/files/ediciones/revista3/pdf/Rev3_04_La%20cuenca%20amazonica.pdf). Pará, con una fuerte influencia amerindia, es también el lugar del género brega.

Dávila divide en cuatro vertientes el proceso de regionalización: la brasileña-nordestina (Río de Janeiro, Recife, Belem, Manaus, Tabatinga y Leticia). La segunda es Loreto-peruana (Iquitos, Pebas, Caballococha, Ramón Castilla y Leticia). Le sigue la Colombo-sureña, integrada por migrantes colombianos provenientes del Cauca y del Tolima grande. Y la costera-Caribe (Cartagena, Aruba, Trinidad, Paramaribo, Belem, Manaus y Leticia). Alrededor de estas vertientes, es claro que Leticia (unida a Tabatinga por una frontera casi invisible) es el sitio que más influencias recibe. Tanto es así que del Brasil se escuchan en tierras colombianas, en los intermedios de fiestas conmemorativas, marchas, baioes, forrós, sambas, chotis y batuques.

De otro lado, la llegada a Leticia del músico Chepe Erazo (pionero de la música popular en el Amazonas), condiscípulo del maestro Lucho Bermúdez, y la creación de la orquesta que lleva su nombre, “significó –siempre según Dávila– un cambio en la formación y participación de músicos netamente leticianos”. En consecuencia, “hoy suenan en Leticia porrosambas, mariquinhas, carimbós y tangaranas, cuyos principales exponentes son leticianos”.

Entretanto, la cercanía de Brasil con el porro colombiano es trasladada por el trío “Los Guaraníes”, conformado por Antonio Cunha y los hermanos Walter y Walmir Maia, cuando en noviembre de 1962 actuaban por segunda vez en Bogotá y expresaban sus ideas con respecto a la moda del twist y el rock que había conquistado algunos países latinoamericanos desplazando, por ejemplo, a canciones como Muchacha de risa loca, del compositor colombiano José El Caratejo Macías, que había adquirido gran popularidad en México, después de ser grabada por Lucho Bermúdez.

En aquella ocasión, también hablaron sobre las preferencias de los brasileños y aseguraron que “tiene mayor acogida un porro o un merecumbé, de producción colombiana, que el twist en cualquier ciudad de Brasil (…)”. Tan empapados estaban de la música colombiana que Walter compuso un porro titulado El Marinero y Antonio una guaracha (ambos con letras en español), enriqueciendo así su repertorio y convencidos de que “un porro se asimila más a la alegría de los brasileños” (El mal del twist no invadió al Brasil. Cromos, Bogotá. 19 de noviembre 1962, págs. 50-51).

En el contexto de estos vínculos, nuevos paradigmas de la música surgen a partir de los hechos sociales, los cuales permiten reproducir “universos simbólicos particulares” para “comprender mejor la relación entre la música y los mecanismos de autoadscripción y empatía que denominamos identidad” (Alfonso Muñoz Guemes. Música e identidad sociocultural. Aproximación antropológica. Recuperado el 05 de marzo de 2014 en la dirección electrónica: http://www.eumed.net/rev/tecsistecatl/n15/identidad.html).

Conectada emotivamente con el público, Céu cantó en español Piel canela, una de las canciones más destacadas del compositor puertorriqueño Bobby Capó. La búsqueda de cosas nuevas ha sido su constante, y como una pluma, el viento apacible, la lleva por pueblos y ciudades, ríos y praderas, bosques y campiñas del norte y nordeste de Brasil. Creyendo que se ha perdido por completo, sale en ese viaje desenfadado en busca de su alma, de iluminación, y finalmente la encuentra. Por eso, no sabe cuándo comienza o termina el proceso de composición, “es algo que va mezclándose con la vida”, puesto que es un diario de sí misma, de su forma de ser.

Las canciones de la región nordeste de Brasil se caracterizan porque reflejan el paisaje de una vida sencilla, relacionada con sus cosmovisiones. De hecho, Tabatinga es una palabra amerindia que en la lengua tupi significa casa pequeña. Y esta casa cobija un conjunto de datos que se hacen evidentes en el tema Casinha branca (Casa blanca), como construcción simbólica de la cultura. La letra dice: “yo quería tener en la vida, simplemente, un lugar de arbusto verde para plantar y cosechar. Tener una casa blanca con balcón, un patio y una ventana para ver el sol nacer”. Gilson Vieira da Silva y Joran la escribieron en 1975, pero fue en 1979, al convertirse en la banda sonora de la telenovela Marron Glacé, cuando empezó a sonar en la radio de Brasil. Volvió a las emisoras en la década de 1990 cuando fue regrabada. En el 2002, Maria Bethania la incluyó en su disco Maricotinha ao vivo: 35 anos de carrera (Maricotinha en vivo, 35 años de carrera), convirtiéndose en uno de los grandes éxitos de la consagrada artista.

Para recordar el primer día que escuchó a Fela Kuti (en su adolescencia) y acreditar la influencia de afrobeat, Céu hizo un acto solemne de admiración a este género, cuyo contexto político fue esencial a principios de los años sesenta. El viaje le abrirá paisajes impenetrables y novedosos, como el sentido de su amor por su tierra. Encontrará tipos de música por todas partes y por esa variedad a veces resulta difícil de definir: por eso ha dicho que no sabe fijar con precisión su música, pues explora posibilidades en lugar de limitarlas. El resultado es un disco retador que reacomoda la tendencia de la fusión con la inclusión de expresiones amerindias y campesinas, para garantizar un lazo con la cultura local. No es por azar que la noche del concierto jugara con la palabra tutagua. Introducir en sus discos vocablos propios de los pueblos antiguos, que pueden resultar “muy musicales”, es como mantener una memoria que va más allá de lo cotidiano. Bubuia, tema que hace parte de su anterior disco Vagarosa (2009), es una locución de dos o más palabras, del norte de Brasil, que funciona como una frase: eu vou na bubuia, que quiere decir, fluir como los ritmos del agua (Diccionario portugués digital:http://dicionariocriativo.com.br/significado/bubuia).

La migración hacia la frontera no ha desplazado las culturas ancestrales. Los ticunas no entienden de fronteras nacionales, para ellos la fuerza de la historia es más importante, llevan varios milenios viviendo en estos territorios. Toya Viudes, periodista española, después de un viaje por el río Amazonas, cuenta en su blog Colombia, de una que, mientras se descansa en una hamaca con mosquitero, por las noches llega un olor a fruta madura y caguana, bebida hecha de almidón de yuca y jugo de piña. Que aquí la prisa no sirve para nada. Que las casas nunca se cierran. Tal vez, porque la vida en estos territorios no está inscrita en el contexto espacio-tiempo del progreso. El sentido de la existencia en estos lugares no es la fantasía civilizatoria, con sus actos de violencia.

Cantar sobre el viaje y a la vez sobre la conexión de la música brasileña con América era su propósito. De allí que la artista recurre, de forma insistente al mundo psicodélico, al lenguaje de las imágenes incesantes, a las ensoñaciones. Las bases del disco se encuentran en un conjunto de sonidos, ricos en tradición cultural, que van del choro, la brega, la samba y la cumbia hasta el reggae. Lo que hace excepcional a Céu es su mirada tulari: palabra que entre los ticunas presenta varios significados y que, en este caso, se aplica a una persona con una observación penetrante, en el sentido visionario, de un dominio mucho más amplio de la música.

Un disco que tiene también como parte de sus cimientos musicales las influencias de grandes voces del jazz, como Ella Fitzgerald, quien cantaba canciones de Jobim desde mediados de la década del sesenta y grabó un álbum dedicado a un solo compositor completamente en el estilo bossa nova, titulado Ella abraza Jobim, donde cantaba en portugués algunos pedazos de canciones.

Su último aletear llegó con el grito social de Bob Marley, y cerró su presentación en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán con la interpretación de Concrete jungle, una de las canciones más importantes del jamaiquino, incluida en Catch a fire (1973), el álbum que lanzó a Marley a la fama mundial.

Invocando la mitología de los U’wa en El vuelo de las tijeras, habremos de nombrar a Céu como la mujer joven del cielo que bajó a la tierra para despertar la frontera y renovar el sentimiento de amistad entre los dos pueblos.

 

Hablamos con Céu en el Bar Lipstick.

¿La historia de las mujeres cantantes profesionales de Brasil empieza con Carmen Miranda?

Sí, pienso que es una cantante importante. Tal vez porque fue Carmen quien exportó la música brasileña es la más conocida. Pero en Brasil tenemos a muchas cantantes también muy importantes.

¿De las mujeres decanas de la música del Brasil, a quién admiras?

Admiro a Elis Regina, Nana Caymmi, Elza Soares, Clara Nunes, María Bethania y Gal Costa.

¿Hasta qué punto el movimiento Tropicalismo, liderado por Caetano Veloso, ha influido en su estilo musical?

Pienso que mucho. Aunque cuando voy a escribir una canción no estoy pensando en catálogos, apenas pienso en música. Siento, entonces, que mi música es totalmente libre. Pero el tropicalismo es el tipo de música brasileña del cual me siento filia (hija).

Éste fue un movimiento de breve existencia, ¿cierto?

El movimiento fue corto, pero muy efectivo, nos dejó muchas cosas. La verdad es que nunca terminó. En la actualidad muchos artistas jóvenes de Brasil nos sentimos hijos del Tropicalismo.

¿Usted hace parte de un grupo de mujeres artistas, como Bebel Gilberto, Rosalia de Souza, Cibelle, Luisa Maita, que están transformando la música del Brasil?

Creo que las mujeres han dejado la timidez y el pudor a un lado para comenzar a escribir más. La tradición en Brasil ha sido de escritores hombres. Sin embargo, Chiquinha Gonzaga es la primera compositora de música popular de Brasil. Y ahora, tenemos muchas mujeres que escriben canciones como Luisa Maita, Adriana Calcanhotto, Vanessa Da Mata. Pienso que en Brasil estamos viviendo un momento muy especial.

¿De qué depende que Céu incluya a Colombia en sus próximas giras?

Me gustaría volver pronto. Es una pena que pase tanto tiempo para traer mi música. Pienso que todo Brasil debería estar más próximo de Colombia y viceversa. Somos hermanos, somos tan parecidos. No entiendo por qué estamos tan distantes.

¿Cómo se explica que Brasil sea un país que consume su propia música?

Esto es algo maravilloso que sucede en Brasil. Nos enloquece nuestra propia música y creo que es una de las músicas más ricas del mundo. Por ejemplo, fue muy especial para mí tocar en festivales que no eran latinos o de world music, sino de música contemporánea como el Roskilde Festival en Dinamarca: fue como mostrar que Brasil no es una música latino-brasileña, es sólo música.

¿Cuál es la intención de hacer una versión de Jungla de concreto de Bob Marley, una canción que tiene una connotación social?

Lo primero es que me apasiona la música de Jamaica. No solamente la de Marley. Pienso que, de alguna manera, Brasil, Jamaica y Latinoamérica comparten reivindicaciones sociales, en contextos diferentes. Creo que, cuando Marley escribió Jungla de concreto, lo hizo para las personas que sentían lo mismo que él estaba sintiendo con la música.

En este tercer disco, Caravana Sereia Bloom, ¿buscas reflejar los ritmos de América Latina?

Yo me enamoré de los ritmos latinos, especialmente de las cumbias, lambadas, guitarradas. Toda esa mixtura de la cultura brasileña con la música latina es muy rica. En el noreste de Brasil se encuentra toda esa influencia y quería utilizarla porque en esta parte de Brasil la música más escuchada por los conductores es la que tiene influencias latinas. Por eso este disco habla sobre otro Brasil, distinto al de la samba, bossa nova y carnaval.

¿Crees que la historia musical entre Brasil y el resto de América Latina está por escribirse?

Sí, totalmente. Espero que estemos haciendo parte de esa historia (risas). Confío en que las relaciones aumenten cada vez más, porque somos hermanos y muy similares.

Anuncios

2 pensamientos en “Moraima Salom Villalba. Céu sueña con ver a Colombia más cerca de Brasil

  1. La presentación de Maria do Céu Whitaker Poças nos muestra a esta cantora brasileira con la intensidad de su búsqueda musical y su intento, sentido y cantado, de lograr la conexión entre la música brasileña y el sentimiento latino. La periodista Moraima Salon Villalba, en este artículo, tiene la habilidad de comunicarnos el sentir de Céu sobre la necesidad de estrechar la amistad entre estas dos naciones similares y hermanas, con sus composiciones que se iluminan con su vida misma.
    Gracias, Moraima, por hablarnos de esta gran exponente de la música brasileña, aclamada ya desde su primer disco en el 2005 y reconocida siempre por la crítica internacional, por su vital mezcla de samba, afrobeat, hip hop, jazz …, y por regalarnos el breve recorrido sobre interacciones culturales entre Brasil y Colombia que ayudan a comprender mejor la importancia de la presentación de Ceu, en el Teatro Jorge Eliecer Gaitán de Bogotá,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s