RIIN

Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales

Manuel Ferrer. Debate entre Ciencias y Humanidades

1 comentario

ciencias

La tramposa contraposición entre Ciencias y Humanidades que, en la mente de no pocos ignorantes, debería conducir a encerrar a las últimas en el más polvoriento y olvidado rincón del más deprimente y triste de los museos arqueológicos, se ve desmentida por el brillo de personalidades como Isaac Asimov, Stephen Jay Gould, Carl Sagan o Lewis Thomas, que desde el prestigio de sus quehaceres científicos enriquecen la nómina de los grandes humanistas de nuestro tiempo.

Y, sin embargo, los responsables de la mayoría de las universidades piensan que su objetivo es preparar a jóvenes para que se incorporen al tejido empresarial, por lo que se pliegan a las necesidades de la industria y la empresa, y dedican sus mayores esfuerzos a la formación técnica de los jóvenes.

Este planteamiento se sustenta en un gravísimo error de principio. Las universidades deben reconocer que sus clientes no son las empresas sino los estudiantes, y que éstos deben recibir una formación integral que los capacite no sólo para el trabajo científico y técnico, sino para ser actores útiles a la comunidad y a la sociedad.

Cierro esta breve consideración con una cita del filósofo Luis Enrique Orozco:

“La universidad representa aquel espacio para la búsqueda del conocimiento, la libertad de pensamiento, la excelencia, la posibilidad de crítica, de diálogo dentro de un clima científico de honestidad intelectual. Esta visión de la universidad contextualizada, enfocada y sintonizada dentro del más amplio concepto de desarrollo humano, de plano se contrapone a aquella que solo ve en ella una máquina para producir profesionales”.

Anuncios

Un pensamiento en “Manuel Ferrer. Debate entre Ciencias y Humanidades

  1. Interesante reflexión, Manuel.

    En este mundo donde el ser humano ha dejado de ser concebido un individuo Total y trascendental y es concebido como una mercancía cuyo único sentido de la existencia es el reportar el mayor beneficio económico posible a las cúspides del sistema, -ya sea en base al consumo o al trabajo-, las humanidades son un peligro para dicha mentalidad imperante, ya que éstas reflejan ante todo esta pulsión de trascendentalidad del ser humano y de la idea de progreso, además de no ser productivas desde un punto de vista totalmente economicista. La actual concepción mercantilista del ser humano hace tiempo que dejó de ser compatible con la idea de éste que se impuso en la Revolución Francesa. Ahora es el mercado el que demanda y nosotros aquellos que le servimos, en lugar de ser las sociedades las que demandan al mercado que sirva a sus necesidades.

    Y todavía nos queda que recibir golpes a los de la rama de humanidades. Ahora mismo se me viene a la cabeza la cercenadora reforma educativa en Españan del ministro Wert, que destruye curricularmente la filosofía y margina la historia, algo tampoco demasiado extraño si tenemos en cuenta la idea de “El Fin de la Historia” que rodea al pensamiento único.

    De todos modos, y para terminar, yo me pregunto: ¿existiría Ciencia -en su mayor acepción del término- sin que antes algunos pensadores hubieran ido creando, no sólo ya el método científico, sino la propia idea de progreso, que es la única que da sentido a la existencia de las ciencias actuales? El pensamiento humanístico es la base del progreso y del desarrollo tanto social como individual, ya que se pueden tener miles de medios técnicos y capacidades materiales, pero todo ello, sin una finalidad concreta, sin una ordenación lógica y racional dentro de una sociedad, no tiene sentido alguno, ni mejora la calidad de vida, ni es capaz de hacer progresar, en el sentido más amplio del término. Sería como crear un autómata sin sentido existencial ni finalidad alguna. Desgraciadamente, este es el mundo de nuestros días.

    Ciencias y humanidades, no sólo no son incompatibles, sino inevitablemente complementarias, ya que la primera fija los medios físicos capaces para promover el progreso y la segunda apuntala cuáles deben ser los fines de dicho progreso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s